miércoles, 8 de enero de 2014

Lectura de final y principio de año.

El tema de la lectura lo he tenido bastante resagado desde que comencé a trabajar mas con mi joyería, en varias ocasiones me inventé ´´retos´´ para motivarme a retomarla como por ejemplo un año quise leer 52 libros, o sea, uno por semana, otro año quise leer libros que clásicos y no tan clásicos que fueran llevados a cine para luego ver la película, etc. Este año no me fijado ningún propósito mas que leer cuando se pueda, pero eso sí, que sea placentero, volver a las narrativas ligeras que no me descolocaran mucho el cerebro jajaja.  Recientemente una librería de mucha tradición en la ciudad anunció que cerraria sus puertas y tenía todo su stock a precios de rebaja, me acerqué allá sabiendo que la mayoría de los libros de Margarite Duras los he comprado allá, era el único lugar donde hace unos años conseguía sus libros, no tuve tanta suerte pues ya no habían de ella pero sí me topé con un viejo amigo, Gerald Durrell, aunque la mayoría de sus libros son relacionados a su oficio de naturalista también escribió varios cuentos, ya me había casi olvidado lo ameno y humorístico en sus obras, y en la librería apenas quedaba no, Un Novio para Mamá y otros Relatos, una buena opción terminar el 2013 y empezar el nuevo año. 







Por otro lado una pila de nuevos libros están en la estantería, procuraré no hacerlos esperar demasiado.


No hay comentarios: