viernes, 21 de diciembre de 2012

Vida nueva.

En una entrada anterior habia mostrado uno de los tantos pajaritos que hay por mi casa, decidí ponerles semillas y agua para apreciarlos mas de cerca. Un comportamiento curioso era que por las mañana venía solo uno y temprano en la tarde venían dos, parecían una pareja pero como no soy una experta en el tema no lo podía asegurar. Me animé a terminar una pajarera en madera que tenia empezada hace años, cuando tomé clases de pinceladas sobre madera. Los pajaritos como que no entendieron el mensaje y la pajarera es tan solo un adorno mas en las paredes de la casa. En fín que desde hace días escuchaba un silbido fuerte muy cerca de la ventana donde venían a comer, yo pensé que finalmente se habían animado a hacer su nido en la pajarera, pero no, seguí todos los días de donde venía los silbidos hasta que ayer descubrí cerca de la ventana un pichoncito haciendo practicas de vuelo. Hicieron el nido en un arbusto debajo de mi ventana. Se pasó la tarde haciendo vuelos cortos de aquí para allá hasta que se animó a entrar por la cocina, pude agarrarlo para mostrarle la pajarera, hacía una brisa muy fresca y parecía tener frio, solo se quedo un par de minutos y salió volando. Sería mucho pedir que se quedara en casa, me basta con su existencia, le he bautizado con el nombre de Maya, esta mañana lo escucho por ahí afuera, pongo mas semillas y agua fresca.
 
Bienvenido 21 de diciembre de 2012! 
 

collage bird Maya

No hay comentarios: