jueves, 20 de mayo de 2010

Pequeñeces.

Atardecer en La Vereda (Leidi Jorge).



-No hay que desanimarse, Vicente, te pronostico que llegarás a ser algo; pero también te digo que si empiezas a creer que la cosa más insignificante es un gran obstáculo, te perderás sin remedio.

(Mi tío el empleado, Ramón Meza)

2 comentarios:

De cenizas dijo...

¡La fe en uno mismo es la fuera para superar los obstáculos!


besos

El citadino dijo...

Para mi son cosas muy grandes! :) que belleza~!