miércoles, 7 de octubre de 2009

Dando el corazón.


Obra: Danaé, Gustav Klimt.

El Clamor
Alfonsina Storni


Alguna vez andando por la vida,
por piedad, por amor,
como se da una fuente sin reservas,
yo di mi corazón.

Y dije al que pasaba, sin malicia
y quizá con fervor.
-Obedezco a la ley que nos gobierna:
he dado el corazón.

Y tan pronto lo dije, como un eco
ya se corrió la voz:
-Ved la mala mujer, esa que pasa:
ha dado el corazón.

De boca en boca, sobre los tejados
rodaba ese clamor:
-¡Echadla piedras, eh, sobre la cara!
ha dado el corazón.

Ya está sangrando, si, la cara mía,
pero no de rubor,
que me vuelvo a los hombres y repito:
¡He dado el corazón!

7 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Leidi...

Hermoso poema, gracias por compartirlo.

Cuando damos el corazón sinceramente, no reparamos en las consecuencias.

Abrazos.

La Titanica dijo...

Me ha encantado y por eso te dejo mi corazon... muy buen post.

te invito a pasar por mi blog...

Leidi dijo...

Hola que tal? gracias a los dos por pasar por aquí.
Eso es lo bueno de tener amigos poetas jajaja, me lo recomendó un amigo.

Titanica, ya me dí una vueltecita por tu blog, un mundo muy pícaro! ;-P

alterdom dijo...

Hola Leidi,
la foto de su perfil es un encanto y esta pintura de Klimt, mi preferida.
Saludos desde Francia

Leidi dijo...

Hola Alterdom, me has motivado en dejar esa foto un poco mas, estaba a punto de cambiarla, ya lleva mucho tiempo.
Saludos!

De cenizas dijo...

Varios años me persiguió mi profesor de literatura hispanoamericana para que hiciera la tesis doctoral sobre la poesía de Alfonsina. Ahora me arrepiento...


besos

Leidi dijo...

Cenizas, prepárate que pronto me traigo para acá unas fotos de orquídeas que tienes por ahí, mortales!!!

Con Alfonsina tienes todo el tiempo del mundo para deleitarte con ella.
Un abrazo!