martes, 17 de febrero de 2009

Duras, Wilde, Benedetti y yo.

Obra del Periodo Azul de Pablo Picasso


Todos hemos tenido un ‘’periodo azul’’. En uno de esos paréntesis que tenemos en la vida me toco volver a refugiarme en la lectura. Fueron unos meses muy difíciles, sin empleo, viviendo en casa de mi padre y recién finalizando una relación de muchos años, mi panorama no podría ser peor. Mi hermana me prestó unos libros, comencé a releer unos y a comprar otros nuevos. Lamente mucho haber dejado de leer después del colegio, me refiero a literatura, porque en la universidad solo leía cosas de la carrera. La literatura me apasionó mucho especialmente en 3er grado, mi mascota de literatura era la más prolija de todas, tenia recortes y anotaciones fuera de los programas de la materia.

En un principio me negaba a leer los que estaban de moda, por ejemplo a Coelho, hasta que leí Verónica Decide Morir y me encantó. Pero si tendría que elegir solo tres definitivamente serian Duras, Benedetti y Wilde, tan disímiles como grandiosos.

Las damas primero. En los tiempos que mi hermana frecuentaba la Casa de Francia traía siempre a casa muchos libros y revistas. Un día trajo un libro con el titulo de El Amor, parecía un libro sencillo de leer, pocas páginas y con ese titulo parecía cosa fácil. Me llamo la atención que en ningún momento menciona los nombres de los personajes, le siguió El Amante una de sus obras mas conocida, la cual fue llevada al cine y protagonizada por Jane March.

Marguerite Duras, me pareció una mujer, intensa, profunda, abstracta, vaga, etérea, a veces sola y lejana, capaz de describir las emociones de sus personajes sin ni siquiera mencionarlos. Decía ella ‘’yo nací vieja’’, así me siento yo a veces, que nací mayor de edad, con cedula y licencia para conducir.


Fragmento El Amante

...Nos sonreímos. Le pregunto si es normal estar tan tristes como estamos. Dice que es debido a que hemos hecho el amor durante el día, en el momento álgido del calor. Dice que después siempre es terrible. Sonríe. Dice: tanto si se ama como si no se ama, siempre es terrible. Dice que pasara con la noche, tan pronto como llegue la noche. Digo que no es solo debido a haberlo hecho durante el día, que se equivoca, que estoy inmersa en una tristeza que ya esperaba y que solo procede de mi. Que siempre he sido triste. Que también percibo esa tristeza en las fotos en la que aparezco siendo niña. Que hoy esa tristeza, aun reconociendo que se trata de la misma que siempre he sentido, se me parece tanto que casi podría darle mi nombre.(...)

Ah Don Mario!, ese viejito encantador. La verdad en un principio me pareció muy empalagoso, es que desde la primaria venia arrastrando la imagen de su poema Hagamos Un Trato que no faltaba en alguna que otra tarjetita de San Valentín. Precisamente en ese ‘’periodo azul’’ es cuando un ciber-amigo argentino me recomienda Geografías.

Benedetti es tan candido, sencillo, cotidiano, dulce, tierno, simpático, leerlo es como encontrarse con un viejo en el café Conde a las 6 pm, tomándose un cafecito y contándote historias de exilio, de amores adolescentes o tórridos romances cuarentones. Ni hablar de sus poemas.


Viceversa.

Tengo miedo de verte

necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte
tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte
tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte

o sea resumiendo estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también viceversa.



Es inevitable no pensar en Oscar cuando veo una rosa. Lo conocí primero a través de las citas, en el bachillerato, me pareció un tipo irreverente, osado, altanero pero terriblemente franco. Con la maravilla del Internet conseguí uno que otro cuento, pero no fue hasta que me tope con una edición barata de Des Profundis que me quedé totalmente prendida de ‘el. Al terminar de leerlo obviamente seguí buscando más informaciones y libros. Donde Daniel en El Conde conseguí una fabulosa compilación de cuentos y obras de teatro y me lo leí completo, bueno, casi, me quedé a medias en La Balada de La Carcel de Reading porque lamentablemente perdí mi joyita en un accidente vehicular.

Wilde supo quien era, vivió y se vivió a plenitud, aunque no apruebo la promiscuidad, admiro su valentía al decir lo que pensaba y a ser coherente con su pensar y posición ante la falsa sociedad llena de doble-moralistas, simplemente tenia la facultad de ver las cosas como eran y así las decía, eso si, sin perder la elegancia, el garbo, el estilo, siempre a la altura de un amante de la belleza, el buen vivir y las buenas letras.

Oscar, así llame mi primera tortuga y así llamaría a mi hijo varón, ir'onico no?


Fagmento Des Profundis

Cuando la Sabiduría me ha sido improvechosa, y la Filosofía estéril, y los proverbios y frases de los que pretendían darme consuelo han sido como polvo y cenizas en mi boca, la memoria de aquel pequeño gesto humilde y silencioso de Amor ha abierto para mí todos los pozos de la piedad, ha hecho al desierto florecer como una rosa, y me ha llevado de la amargura del exilio solitario a la armonía con el corazón herido, roto y grande del mundo.



Debo decir que cualquier cosa que yo haya escrito privando en poeta he tenido como inspiración a estos tres grandes, leyéndolos me anime a escribir cosas, describir o simplemente deshojar una que otras emociones. Algunas las publique o tras todavía están en borrador.

6 comentarios:

Santiago dijo...

Gracias a mi amiga Yulendis, una mujer a la que amo en secreto y siempre lo digo porque qué gracia tiene un secreto si no lo sabe nadie,me he encontrado con esta joyita de tu blog, gracias por hacerme disfrutar de don Mario, de doña Marguerite y del viejo Oscar al mismo tiempo...
Cuéntame entre tus amigos desde hoy, secretos o públicos, eso lo decides tú...

Leidi dijo...

Que te parece si lo dejamos entre dos, como para agregar un poco de intriga y suspenso a la cosa, jajaja.

Soy amiga de los amigos de mi hermana y mucho más si la aprecian como se merece. Un abrazo, un placer tenerte por aquí.

Aseret dijo...

Hola Leidi, no puedo dejar de pasar los días sin entrar a tu blog, y siempre me encuentro con hermosos tesoros.
No soy una lectora apasionada, además soy consciente de la riqueza que me pierdo al no leer más. Tampoco dispongo de mucho tiempo así que agradezco mucho este artículo sobre Marguerite Duras, Benedetti y Oscar wilde. Que de estos dos últimos sí he leído algunos poemas. Ahora estoy leyendo "Los aventureros del absoluto" de Tzvetan Todorov que habla sobre la vida de wilde.
Besotes Leidy siempre es un placer entrar a leerte.
Besotes.

Aseret dijo...

Hola Leidy, que buen artículo. Tienes una forma muy fresca y clara para contar las cosas. Para escribir relatos que me gusta.
Si te interesa Oscar Wilde, estoy leyendo un libro muy interesante donde habla de su vida y de su obra. "Los aventureros del absoluto" de Tzvetan Todorov. Hace una reflesión sobre su obra y su caracter.
No conocia a M. Duras, leo muy poco, y tampoco busco libros que estén de moda. Así que gracias por compartir tus gustos y sensaciones al leer sus libros.
Besotes guapa!!!

Leidi dijo...

Hola Teresa, ese libro suena interesante, vere si lo puedo conseguir. A Duras te la recomiendo 100%, no te va a defraudar!
Gracias por pasar!

trangalanga dijo...

Da gusto leerte.