jueves, 25 de diciembre de 2008

Besarse, mujer.




Besarse, mujer,
al sol, es besarnos
en toda la vida.
Asciende los labios,
eléctricamente
vibrantes de rayos,
con todo el furor
de un sol entre cuatro.

Besarse a la luna,
mujer, es besarnos
en toda la muerte:
descienden los labios,
con toda la luna
pidiendo su ocaso,
del labio de arriba,
del labio de abajo,
gastada y helada
y en cuatro pedazos.


Miguel Hernandez.

1 comentario:

Aseret dijo...

Tienes un estupendo gusto para los poemas que eliges de los grandes poetas como Miguel Hernandez.
Me siento vastante sensibilizada con los temas que tratan sobre las mujeres, y éste Besarse, mujer, no lo conocía.

Gracias Leidi por compartirlo.

Besotes.

Feliz Navidad!!!