martes, 29 de julio de 2008

Sí, muy odioso!




Odioso para mí, como las puertas del Hades,


es el hombre que oculta una cosa en su seno y dice otra.


Homero

No hay comentarios: