jueves, 5 de junio de 2008

Luto y rabia.

A pesar de que me he prometido no utilizar mi blog para política, pesimismo ni mucho menos quejas sociales, esta vez no puedo dejar pasar la indignación que siento de vivir en una sociedad tan injusta e insegura.
El fin de semana pasado fue asesinado el hijo de una persona conocida en manos de unos delincuentes, diciéndolo así no mas, no pasa de ser un titular como cualquier otro de los tantos que vemos a diario en nuestros periódicos, hasta que te toca de cerca. Al joven solo lo ví una vez en mi vida, era el único varón en su casa por lo que era la mano derecha de su padre en el negocio, su padre una de las personas más amables, serias, responsables y trabajadoras que he conocido. Tan pronto vi su hijo por primera vez advertí el gran parecido con su padre, vestía muy moderno, tenia una educación y amabilidad en el trato heredado de su padre.
Un buen lunes 2 de junio este padre ha enterrado su hijo para no verlo jamás, le arrebataron la vida solo para quitarle una pistola, los asaltantes eran menores de edad incluyendo una chica de unos 17 años. Los razonamientos al respeto salen sobrando, se lo dejo a ustedes, porque la rabia no me deja.
Que descanse en paz.

No hay comentarios: