lunes, 28 de enero de 2008

Para un 26 de Enero.

Carta de Juan Pablo Duarte a Felix María del Monte
Escrita el 18 de marzo del 1865 desde el exilio.


Querido amigo:


Va a serte, tal vez muy extraño el ver una letra mía, después de tantos años de ausencia. Pero no por eso quiero dejar de escribirte líneas, pues si bien dice Young: “que cual las flores se cierran a la caída de la tarde, así el corazón del hombre en la tarde de la vida”, el mío aun ha permanecido abierto al amor de mi Patria y a los encantos de la amistad, y hallándome aun dispuesto y como en los primeros días de mi adolescencia, a sacrificarlo todo a sus aras. Que quieres? Yo habré nacido para no amar sino a esa patria tan digna de mejor suerte y a sus amigos, que son los míos, cuando después de tantas pruebas ni siquiera he pensado en quebrantar mi juramento. Pero terminemos aquí, y conténtate con saber que aun vive el tesorero de la Sociedad La Filantrópica, y vive para su Patria, para sus amigos y consocios. Un día, en medio del infortunio más negro, recordando las palabras de “Paz, Unión, y Amistad” con que se cerraba nuestra sociedad, dije:

Pasaron los días de paz y amistad,
De amor y esperanza, de fina lealtad.
Las glorias pasaron, la gala y primor...
Quedaron recuerdos de amargo sabor...
Hoy pienso que llegara un día en que podamos decir:
Tornaron los días de paz y amistad...

A lo mejor, yo estoy resuelto a hacerlos tornar. He tenido el placer y la satisfacción de ver y conocer al Padre Meriño, el cual me ha dado noticias de ti y de otros amigos. Ya sabrás como fui a Santo Domingo. El grito de agonía del Mártir del Cercado y sus ilustres compañeros, fue a herir mis oídos al fondo del Apure, y estaba en mí deber protestar con las armas en la mano contra esto que han llamado Anexión, y vengar a mis compañeros. Hoy me tienes aquí, adonde puedes escribirme si gustas. Los asuntos patrios siempre seguirán bien.

General Duarte.



Tomado del repertorio espectaculo CARTAS
de Monika Despradel.

No hay comentarios: